sábado, 19 de mayo de 2012


CASTIGO

Ex conscripto rompió un silencio de 36 años y contó los secuestros realizados por los militares

El ex soldado clase 55 que lloró durante su relato, dijo que le quedaron secuelas del maltrato que sufrió.
Publicado el 17/05/2012 - Un ex conscripto decidió romper el silencio tras 36 años, y reveló que antes del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, en Santiago del Estero el Ejército realizaba operativos en búsqueda de guerrilleros y de material que violaba la ley 20.840 antisubversiva. 
Carlos Ramón del Valle Miranda confesó que él mismo, siguiendo las órdenes de su superior, el subteniente González, participó de cuatro operativos, y que en dos de ellos se llevaron detenidas a personas: una joven que estaba en un inmueble que estaba ubicado en Suárez y Belgrano; y a Luis Ávila Otrera, desde su domicilio en el barrio Congreso. 
Relató que se secuestraba material como folletos o revistas como El Combatiente o Estrella Roja y que tanto el material como las personas, eran dejados en el Departamento de Informaciones Policiales, a cargo de Musa Azar Curi. 
Miranda contó que él también vivió un calvario cuando le dijo a su superior que ya no quería participar de esos operativos, “por miedo y porque no tenía nada en contra de esas personas”. 
Dijo que a partir de entonces, comenzó a sufrir discriminación y luego un castigo que consistió en no permitirle la salida por dos años. 
Precisó que ingresó al Batallón 141 de Combate en abril de 1975 y que luego tuvo 45 días de instrucción en Santo Domingo, donde describió duros momentos por los que atravesaron él y sus compañeros. “Era como un campo de concentración”, dijo. 
Contó que fue ascendido a dragoneante y que por esa condición, fue elegido para participar de los operativos contra objetivos supuestamente subversivos durante el mes de junio del 75. 
Mencionó que tras negarse a participar de los operativos, recibió la reprimenda del coronel Alfredo Niza, jefe del Batallón, y que luego se le aplicó el castigo. 
También describió quiénes eran los jefes militares antes y después del golpe de Estado, y que Antonio Bussi y Luciano Benjamín Menéndez, estuvieron en el Batallón. 
Tras su testimonio, el ex militar Jorge D’Amico pidió la palabra y sostuvo que en el relato del ex conscripto había muchas irregularidades e incongruencias. 
También refirió que en Santo Domingo era “muy dura” la preparación que recibían los soldados.


DECLARACIONES

Revelan que el Ejército actuaba en complicidad con la Policía aún en tiempos de democracia

Durante la quinta audiencia los hermanos Arias expusieron además sobre la tragedia familiar que vivieron.
Publicado el 17/05/2012 - Los hermanos Pedro y Julio Arias revelaron que el Ejército actuaba con pleno ejercicio de poder aún en tiempos de democracia, en complicidad con el grupo de tareas del Departamento de Informaciones Policiales, a cargo de Musa Azar Curi. 
La víctima del terrorismo de estado detalló que “tuvimos prácticamente toda la familia secuestrada, torturada en Santo Domingo, pero hoy por suerte tenemos la posibilidad de ser la voz de los que no tienen voz, como Rudy Miguel o Héctor Carabajal y muchos otros compañeros que hoy están desaparecidos”. 
Arias recordó durante su relato que en el año 1971 fue dado de baja en el Ejército por resistirse a prestar colaboración. “Siempre estuve en total desacuerdo con la represión, a mí en aquella época me mandaban a reprimir a obreros indefensos y terminaron corriéndome porque me negué”, describió. 
Por su parte, Julio aportó en su testimonio un minucioso detalle de la manera en que trabajaban las fuerzas de seguridad. En ese marco, reconoció a Musa Azar Curi como líder del grupo de tareas y a López Veloso y Garbi, como quienes lo secundaban. Además reveló también que por parte del Ejército, “las personas que siempre actuaban eran unos militares de apellidos Marchant, Colinos, Vargas, Arce, Cisterna, D’Amico y Lucero”. 
Por último expresó que con su testimonio “queda en evidencia que los militares actuaban con pleno ejercicio de poder durante la democracia; es la clara evidencia de que el golpe de estado se consumó el 24 de marzo del 76, pero antes prácticamente gobernaban no solamente a partir de las acciones de la Triple A, sino a través de los mismos militares”.

@@@

Una testigo identificó a su violador entre los acusados

Una testigo identifico a su violador entre los acusados
ACUSADO. El ex funcionario policial actuó en el Departamento de Informaciones Policiales (DIP) o Side.

Alcira Chávez rompió en llanto varias veces durante su testimonio ante el Tribunal y pidió perdón a sus hijos por develar los abusos de los que fue víctima durante la dictadura. Cara a cara señaló a Francisco “Paco” Laitán como el “nefasto personaje” que la sometió sexualmente. Sobrevivientes que declararon ayer temen por sus vidas y piden protección.
Publicado el 17/05/2012 - En un doloroso relato que conmovió a familiares de víctimas y a sobrevivientes de la represión de los 70, la ex presa política Alcira Chávez, reveló que el ex policía Francisco “Paco” Laitán abusó sexualmente de ella, en el Departamento de Informaciones Policiales (DIP). 
Contó durante su testimonio, que cerró la quinta jornada del juicio de la Megacausa de Derechos Humanos, que también en el DIP fue víctima de vejámenes por parte del ex policía Noli García (fallecido) y luego en la Cárcel de Mujeres, por parte de una celadora de apellido Villalba. Además, acusó a Ramiro López Veloso de ser uno de sus verdugos, y que Musa Azar Curi, quien conocía a su padre, le pegó una cachetada “que aún me duele”. 
Con voz quebrada y sollozando, pero con entereza, comentó los detalles desde que fue secuestrada el 21 de enero del 75 a la noche en su domicilio del barrio Rivadavia en un operativo que comandó Miguel Tomás Garbi, subjefe del DIP y del que participaron Ramiro López Veloso y Juan Bustamante -otros tres imputados- hasta que fue liberada bajo vigilancia, 7 años después. 
Acerca del episodio con Laitán, indicó que esa misma noche del secuestro fue conducida al DIP y que una vez en la sede policial, fue interrogada sobre si pertenecía al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y golpeada por López Veloso y después por Azar Curi, y llevada a un sótano. Allí, dijo, sobrevino la pesadilla: “Pensé que sería un alivio, pero no fue así: el nefasto ‘Paco’ Laitán abusó sexualmente de mí. Gritaba, pero nadie me escuchaba”, dijo. “Todavía siento su olor a transpiración y ese perfume tan repugnante”. Manifestó que Laitán -a quien en un momento miró fijamente a la cara- la abusó dos veces más en el DIP.


COMPAÑÍA

Pidió perdón a sus hijos por contar la historia oculta


Pidio perdon a sus hijos por contar la historia oculta
FUERZA. La sobreviviente recibió el apoyo de sus compañeras.





Publicado el 17/05/2012 - La testigo víctima pidió perdón a sus hijos que estaban presentes en la sala de audiencias, en el cuarto piso de Tribunales de la provincia, por haber revelado el macabro episodio que sufrió a manos del ex policía Laitán y que su familia no conocía. 
La mujer, quien expresó el profundo amor por sus hijos, remarcó que con su testimonio esperaba que se haga justicia, para que las “injusticias que cometieron (los acusados) no vuelvan a ocurrir”. También cargó contra las autoridades judiciales de aquel entonces y cuestionó que algunos imputados hayan formado parte de la Policía al retorno de la democracia.


@@@



CARGOS

Pedirán ampliar la imputación por los ataques sexuales


Publicado el 17/05/2012 - El fiscal federal general Gustavo Gimena y las querellas colectivas de la Asociación por la Memoria, Verdad y Justicia y el Comité para la Defensa de la Salud, de la Ética Profesional y los Derechos Humanos (Codeseh) pedirán que se amplíe la imputación contra Laitán, por los abusos sexuales contra la testigo. 
Las abogadas Julia Aignasse e Inés Lugones hicieron la reserva ante el tribunal para requerir la ampliación de los cargos contra el represor. Lugones dijo que ese delito es de lesa humanidad.


Fuente: El Liberal


@@@


NDAGAN HOY AL EX ADMINISTRADOR DE LEDESMA Y MAñANA A BLAQUIER

La cita de los empresarios

Hoy está citado Alberto Lemos y mañana Pedro Blaquier. Habrá movilizaciones, pero no frente al tribunal, para evitar que los acusados las usen de excusa para no presentarse.

 Por Alejandra Dandan
Eso que los organismos de derechos humanos de Jujuy dicen que recién está empezando, empieza hoy: esta tarde y durante el día de mañana deberán presentarse en la Justicia Federal a prestar declaración indagatoria los directivos del emblemático ingenio Ledesma por la participación en la privación ilegal de la libertad de militantes y obreros de lo que se conoce como La Noche del Apagón, de julio de 1976. Después de siete años de parálisis judicial, el nuevo juez federal, Fernando Poviña, citó para las cinco de la tarde de hoy a Alberto Lemos, ex administrador de la empresa, y para mañana a la misma hora al todavía director del consorcio, Pedro Blaquier. Los organismos de derechos humanos y los movimientos sociales y políticos jujeños se movilizarán para acompañar ese proceso desde las calles. En una conferencia de prensa realizada ayer, enviaron un mensaje: “Pidieron no dar motivos” para que los empresarios encuentren una excusa para no ir a declarar.
“Hicimos una conferencia de prensa para exhortar a la población a que se quede tranquila”, dijo Inés Peña, la titular de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de Jujuy en diálogo con Página/12. “Para nosotros es un día histórico; que hayan sido citados a indagatoria y estén sentados declarando Blaquier y Lemos es reparatorio para los familiares, las víctimas y para la memoria social, porque recordemos lo que significa Ledesma, esta empresa antigua, con más de cien años de mantener todo el poder económico, con el sojuzgamiento de trabajadores y obreros. La idea de la conferencia fue transmitir esa información: esperar estos dos días con tranquilidad y decir que seguimos firmes con este proceso que recién se inicia, porque esto va a continuar, estamos expectantes y atentos para ver cómo sigue el desarrollo de las instancias judiciales.”
Durante el día de ayer se supo que Poviña rechazó un pedido del abogado de Lemos para que el ex administrador del ingenio declare en otro lugar. Blaquier, hasta anoche, no había presentado abogados, según la información que manejó la querella y la fiscalía federal. Se supone que, tal como todo está dado, debería presentarse el viernes a declarar. En este momento, el empresario tiene prohibida la salida del país, pero las querellas no saben si efectivamente está en la Argentina.
Uno de los cambios de último momento fue el horario de las indagatorias. Estaban previstas para la mañana, pero el juzgado decidió  cambiarlas para las cinco de la tarde. Los querellantes evaluaron que, sabiendo de las movilizaciones, el juzgado optó por ese horario para evitar que las concentraciones confluyan en las zonas del centro en los horarios más complicados. Justamente ése es uno de los fantasmas que preocupaba a los funcionarios de la Justicia durante estos días. Atribulados por los recuerdos del momento en el que se hizo la indagatoria a Luciano Benjamín Menéndez (hubo incidentes y la policía terminó reprimiendo con gases lacrimógenos), desde el juzgado creyeron que podía ser posible que ese escenario se repitiera. Para evitarlo, pero sobre todo para concentrar la energía donde tienen que ponerla, las organizaciones hicieron una reunión el sábado pasado y acordaron los movimientos. Habrá concentraciones y movilizaciones en el centro, pero no llegarán hasta el juzgado federal. Estarán los organismos de derechos humanos, también la Túpac Amaru de Milagro Sala y la CCC, por un lado, y una escisión de la Corriente Clasista y Combativa y el PO con el Perro Santillán, en otro, aunque ninguna avanzará más allá de los sectores acordados.
“No se llega hasta el juzgado para evitar que los indagados digan que no pudieron llegar”, explica el abogado Pablo Pelazzo, representante de la querella. “Y se hacen porque se sostiene que las organizaciones sociales de Jujuy tienen como tradición hacer sus demandas de justicia con la gente en la calle, como sucedió el último 24 de marzo, cuando más de 70 mil personas movilizadas consiguieron la renuncia del juez Olivera Pastor, que fue uno de los responsables de las parálisis de estas causas.”
El martes pasado, en tanto, Inés Peña y Martha Alcoba, entre otros, presentaron en Buenos Aires un reclamo por las actividades de espionaje ilegal llevadas a cabo por la empresa Ledesma en la conmemoración de la Marcha del Apagón de 2005. En una visita al Ministerio de Seguridad de la Nación, hicieron una denuncia y una copia del hábeas corpus colectivo que prepararon por todas las personas investigadas por la compañía. Los papeles aparecieron en los allanamientos que ordenó el juzgado el 26 de abril pasado en las oficinas ligadas al consorcio de Blaquier.

Fuente: Pagina12









-- 
La Agencia de Noticias DH, es autonoma y es editada en la Capital Federal desde diciembre 2007




No hay comentarios:

Publicar un comentario